Música entre Lenguaje

Instalación cuyo único material son letras

Tuesday, May 27, 2014

Ineludible

La vida es cada vez más placentera, en la medida en que la muerte se acerca. La vulnerabilidad es la mayor de las fortalezas. En la contradicción vive la coherencia. Conforme pasan los años, los detalles se vuelven trascendentales.

Deseo una narrativa, desprovista de soledad. Una soledad, consolidada como ermitaña, refugiada en una lujosa vitrina, que muestra antigüedades vánales a precios exorbitantes. Los absurdos compradores compiten por hacer la peor de las adquisiciones. En las calles aledañas a las elegantes tiendas de disparates, hay manifestantes cuyas consignas claman por terminar con la hipocresía. El problema del cinismo, es que tanta sinceridad deslumbra y en últimas fechas han encontrado regiones oscuras en el sol.

La tristeza de aquellos que no conocen la melancolía. José es el imbécil por excelencia, y María un gran ejemplo de destreza política. El tiempo del que disponemos para lograr nuestras vidas, es medido en relación a nuestra capacidad de dimensionar lo pequeños que somos en el universo. El único verso que el grueso de la humanidad entiende, es aquel que al que lo escucha, le habla de sí mismo. De ahí el éxito de quien sabe leer la suerte. Mañana saldré a la plaza pública a anunciar que leo el Ego.  

Un homicidio se comente a cada instante. Siempre hay alguien que decide terminar con la vida de otro. En el otro existimos. A quién le gustaría ser el único ser humano en la faz de la tierra. Hasta el ermitaño dejaría de serlo si no hubiera de quien alejarse. Si los orgasmos fueran destellos de luz, qué tan brillante seria este planeta, acaso así podríamos prescindir del sol. Tal vez el sol sea la orgia más grande de la galaxia.

Soy una mente egoísta en busca de una mente egoísta. El regocijo de los que encuentran placer en las ideas. Cuánto inconsciente puede escurrir cual sudor, por un rostro inexpresivo. En las iglesias debería haber un lugar destinado a guardar las perversiones antes de poder ingresar. Sería interesante que para que se imparta la misa, sea requisito que todos estuviesen desnudos. A fin de cuentas, esa sería la forma más pura de permanecer fieles a la creación de dios. Este dios estúpido que tiene ropas hasta para sí mismo, probablemente de esa forma, prestara más atención a las suplicas de sus fieles, de que la tragedia caiga en los demás fieles. Si pudiéramos escuchar los rezos silenciosos, nos daríamos cuenta de que dios ha complacido las más detestables de las peticiones que le han sido elevadas.

La sexualidad de los ancianos. El erotismo en la tragedia. La gente vieja es la prueba de que los suicidas no se escapan, simplemente se adelantan. Los gobernantes que modifican el calendario para agregar meses con su nombre. La maravilla de la aviación está en que reta el movimiento de rotación. Soñamos un día ir tan rápido, que alcancemos, antes de que se valla, la juventud que a todos se nos escapa. El peor de los villanos es el que asesina niños. Somos un planeta de niños, resentidos por haber perdido la infancia.  

En los detalles creemos que encontraremos el tiempo desaparecido. En nuestra capacidad de creación precisa, hemos logrado trasplantes de corazón. Las investigaciones van avanzadas en torno a los nuevos trasplantes de soledad.   

El ultimátum siempre llegará. Estas letras son simplemente una pequeña distracción con los compromisos pendientes. Ineludible podría ser la característica más sublime del último acto. El peor de los relatos siempre alcanza un final.

   

Thursday, June 20, 2013

Verdad

Letras olvidadas, mujeres ocultas, fantasías enfadadas. La incertidumbre es el fantasma más presente. Todos sabemos la verdad.
Moriremos.
La angustia del tiempo restante ha construidos nuestras metrópolis. La parte más hermosa de este recorrido al abismo, es el erotismo.  
La real rebeldía consiste en no necesitar la autoridad. Ni para bien ni para mal. Que delimitar no sea problema. Y la tragedia es que eso ocurrirá, el día en que todo terminará.


Monday, October 11, 2010

Amigo tiempo

La totalidad

Nuestra existencia

Universo

Célula

El sufrimiento del otro

Agonía en soledad

Solidaridad



Música melancólica que acaricia la intimidad



¿Qué te conmueve querido enemigo?

¿Es acaso tu deseo un fantasma mórbido?



El amor solo sucede después de confrontarse



Batalla interna

Ilusa victoria

Estremecimiento



El espíritu no espera nada de mí, si logro aportarle será la victoria anhelada


El tiempo nos pertenece

El enemigo es la muerte propia

Quisiera dejarme aquí

Entregarte

¿Acaso te importo?

Lo que trasciende el cuerpo

Tú nómbralo



El lugar que ocupaba mi voz antes de nacer







El único santo del que se celebra su nacimiento 
                                                                                   y no su muerte













Thursday, September 09, 2010

El autor es el tiempo del verbo

Después de que se perdió en la dirección correcta decidió regresar, colocarse la máscara de nuevo, volver a cometer el mismo homicidio hasta que no le quedara duda de su inocencia, gritar tan fuerte como el sofocante silencio de su pasado se lo permitiera. Entró en la habitación y se percató de que estaba llena de los fantasmas que habitan dentro de su Yo. Tomó a su contraparte por el cuello y le amenazó con sus propios deseos.

Fue fluyendo, lentamente, entre el aroma del olvido, entre la tensión de las cuerdas bucales. La asfixia que provoca escribir en el exilio del tema…

Entra en el espacio literario un presente irreverente que no tiene noción del protocolo gramatical. Se miraran fijamente a los ojos para tratar de encontrar un dejo de sinceridad, en un ambiente pestilente de mentiras. -¿quiénes?- pregunta la neurosis, -quienes los otros quieran- contesta la psicosis. Se desabrocha el sostén y se retira la falda, observa su pecho desnudo y se besa apasionadamente. La humedad provoca la tersa imaginación de una sutil caricia en la boca del secreto. La secrecía significa una existencia vedada, intrigante textura de sutiles pliegues, mojada primicia… cavidades vitales, placenteras verdades.

Te abandonaste  lectora, hasta el punto en que te sentiste tu propia dueña, como si el lenguaje con el que piensas fuese un invento de tu autoría.  La auditoria de tus pulsiones te encontró culpable de defraudarte a ti misma. Como si el mismo que escribe fuese quien lee este texto que la voz de tu mente interpreta. Pretérito pretexto para pretender pertenecer al patógeno presente de tu permanente y persistente precepto de ser precursor de tu premeditada razón premiada.   

Ante la extrañeza de los ojos que recorrían las letras, tomó el espejo y lo estrelló directamente contra su rostro, buscó calmarse, se concentró en la memoria de su infancia, escogió en su mente las primeras conciencias de erotismo y en los fragmentos de luna rota, observo que su sensualidad estaba pautada por su historia. La impronta con la que se fija la mirada y la musicalidad de las primeras palabras que escuchamos en nuestra vida, definitivamente determinan el resto de los momentos en este desenrollar el proceso de alejar a la muerte. Solo el referente permite comprender al semejante.

Acumulados los segundos en los significados ¿Qué sería de las preguntas sin la historia? ¿Cuándo debemos colocar el punto final del último párrafo? La multiplicidad de las voces en el lenguaje escrito es solo posible con la interpretación del lector. Abril tomo su butaca, el pianista entro en la sala, fiel a su costumbre, ella cerró los ojos para no contaminar las imágenes que la audición estaba por proporcionarle. Comenzó el Intermezzo de Manuel M. Ponce. Sofía se centró en las palabras del filósofo que sostenía el mezcal. La habilidad de ramificar cada palabra como si se desligara del contexto… Los argumentos sobre la ambigüedad del arte, la indiferencia social sobre la propia historia, la erótica del silencio… el contrapunto de la idea, la tonalidad del sujeto, la música entre el lenguaje…

La luz envuelve las imágenes de keith Jarret, empapa los cuerpos que oscilan entre el sueño y la contemplación de la piel del otro, el aroma de los amantes cuando los palapa el amanecer, la vibración de las palabras que viven entre cuatro labios sutiles, miradas que ondean humedad, espasmos y placeres que flotan en un ambiente sin pasado.

Como si los sucesos desaparecieran, como si el tiempo fuese verdad, las cosas que nos suceden nos siguen sucediendo hasta el día en que morimos, y allí, lo que escribimos, lo que los vivos recuerdan que les contamos, lo que plasmamos en una partitura, seguirá sucediendo mientras haya quien reinterprete eso que es tan obviamente atemporal, que es lo que está plasmado que fuimos, somos, seremos y demás conjugaciones… irremediablemente, incluso si logramos colonias más allá de este planeta, algún día la vida humana habrá de llegar a su fin. En ese momento y no antes, todos habremos de morir al mismo tiempo.  

Tuesday, September 07, 2010

Eros Política y Tánatos

El contexto social de la sangre. La política que rige el organismo del individuo. El título nobiliario de la obsesión erótica encarcelada. A mayor sufrimiento y laceración de Cristo, mayor la comunión con el mismo, por parte del sacerdote pederasta. La ridícula obesidad de una nación empobrecida. Violencia encarnada en la madre decapitada, que pretendía, por medio de la venta de cocaína, proveer recursos a su hija.
Amantes enamorados, sin pretensiones de pertenencia, consientes de la falta, con la libertad como marialuisa, con ese amor que solo pueden tener los que son consientes del sufrimiento, de una sociedad lacerada, con mujeres lapidadas con las piedras de la miseria. Amor letrado en un contexto caótico.
Contrastante perversión que se derrama del gran banquete de la explotación. La sexualidad emanada del catolicismo, el deseo de aquellos que aclaman a un hijo de dios, que siempre sangra y encuentran en el sufrimiento una virtud. Ergo estos gobernantes nos aman.    
El dueño de la mina, que en una acto de amor puro, le teja a los niños que para el trabajan, la entrada al paraíso…  él se sacrificara, montado en su camello mirando desde fuera del ojo de la aguja. Algún paliativo merece este mártir, que ha decidido renunciar al cielo, serán mortales mil niñas putas e infinito dinero, una mínima paga por su eterno suplicio.  
El cuerpo del filósofo tendido desnudo junto a una desnuda escritora de ideas cubiertas de dudas, el erotismo de un hombre que cocina en acido sulfúrico a otros hombres. El individuo no existe, no hay Yo sin Ello, el uno es consecuencia del otro. Deberíamos terminar esta guerra y comenzar una orgia nacional, si de todos modos habremos de morir…
Que Freud opine algo sobre la desgracia nacional, que Lacan tome postura ante la filosofía de Zapata, Que Derrida hable de la amistad de nuestra clase política nacional, que Pancho Villa conduzca un avión un once de septiembre, que se escriba en náhuatl una ontología que trascienda la desconstrucción, reivindicando la corrupción como la alternativa a la imposición.  
La conquista no terminara nunca, porque el verdadero virrey es el idioma español, el orgasmo de una india con un peninsular o viceversa. La intelectualidad que acuño el termino indígena. El deseo del criollo burgués, que recibió más miradas amorosas de su nana india, que de su madre histérica.  
El narcotráfico, la tierra y el que la trabaja,  la elección robada, que venga Maximiliano, dos indios de Oaxaca, desmedida acumulación, la opinión de Juárez sobre el Chapo Guzmán, un necrófilo  romance entre Porfirio y el que está sentado en su silla en estos días, el tiempo no existe en el inconsciente de una nación históricamente chingada.  
El lenguaje y el cuerpo, la historia y la piel. Toda sociedad comienza en la calidez vaginal. La erección y la ley, el niño sodomizado que vive adentro de ese empresario que sin remordimiento alguno, mira a otros niños que viven en coladeras. El blindaje que separa a la mujer frígida que desea ser violada, de esa joven que traga fuego que desea por lo menos esta noche no ser violada.

Como si cada quien 

Pudiera vivir por si mismo

La mentira del pensa(miento) 

Se vuelve ermitaña

El cuerpo no olvida  

Su necesidad del otro

El psicópata seduce 

Al temeroso

Los amorosos conviven

En un contexto proclive 

Al odio

La soledad en un laberinto bélico nacional

Los panteones repletos 

De Pedros Paramo

Sabines, Paz y Rulfo aun escriben cada que alguien los lee, tal vez cuando termine este nuevo episodio armado de la historia nacional, nos demos cuenta que esto siempre fue un pueblo fantasma. Desde Aztlán a la moderna Santa Fe, una vagina que devora un pene o una águila que devora una serpiente, Xipe Tótec es un arquetipo que se manifiesta en el narco, el México profundo, en sus actos sigue escondiendo sus ídolos en las figuras que occidente desea sean los amos.
El mismo dios es al unisonó sacrificio y fertilidad, la gran maldad de este pueblo es solo la otra cara de su gran bondad, pero eso nunca se entenderá con la racionalidad. El que arranca su piel para alimentar a su pueblo, no es muy distinto del que ahora maneja un cuerno de chivo con el mismo objetivo. Las cabezas o los corazones que rodaban en las escaleras de las pirámides, las orgias en las mansiones de Sinaloa, qué hubiese escrito Sade de la impotencia del presidente o de las filias de la primera dama.
Sor Juana, Hidalgo, Washington y Lincoln, todos en la misma maleta cubiertos de sangre. El rio Bravo es el lubricante natural de una codependencia que cuando un amo partió el esclavo subsano. El atlántico quedaba demasiado grande, los peninsulares y los yanqius, la border patrol y la inquisición. Las damas católicas no venían a la Nueva España al spring break.  Hubiese deseado Cuauhtémoc cambiar la noche triste, por venderle éxtasis a la tal Isabel muy caótica. Cuántas esposas de la casa blanca no habrán dado sexo oral bajo los influjos de la marihuana mexicana. Si alguien duda de la patología plasmada por igual en la política y la corporalidad, que se vaya de mojado a Tejas y desde ahí le pregunte a Santa Anna.
   






Texto en respuesta a http://bit.ly/9TW1Ku

Friday, August 20, 2010

Fotosensible

Una luz tenue, intima, desprovista de la pretensión de la iluminación de un teatro. El canto de un vagabundo agonizante, las pasiones que llevaron a este a abandonarse a sí mismo. El asesinato de la voz de un barítono extraviado en Tokio. Una muda mujer desnuda que mira con rencor a un escritor que no se relee. Las pausas en la pronunciación de un apolítico amenazante.
Estética desprovista de argumentos racionales, consciente de la serie de homicidios que primero tuvieron por victima a Dios y posteriormente a la Ontología. Filosofía consciente de su propia muerte. Las lagrimas de un narcotraficante. La masturbación de un embalsamador. La resurrección de un estafador. La intelectualidad deprimida en psicotrópica escena de erótico engaño.
Te invito a la felicidad del tiempo indiferente de ser invento o descubrimiento. La construcción de albañiles poetas con capataces prostitutas rectoras de universidades virtuales. Una puta enamorada de un arquitecto de catedrales. El arzobispo que sodomiza a un niño, Jesucristo de metal incrustado en una cruz que utiliza una monja para lacerarse la sexualidad. Tu sexualidad, tu cuerpo desnudo, el olor de tu sudor, el sonido de tu pareja a punto del orgasmo, la sociedad en la que vives y la ropa que utilizas para ocultar la mayor parte de tu piel. Segunda persona teórica, sensualidad retorica, plástica eufórica, contraste punzocortante de términos aberrantes. Atenuemos el sentido con ideas congruentes y un tema flamante que se desarrolle con maestría elocuente, sigamos el paso de la coherencia a ver hasta cuándo se cansa, cuándo se harta de si, emprende la huida y escapa en una cantina donde José Alfredo le canta una melodía cuyas notas ignora.
¿Por qué no mejor comenzamos preguntas? ¿Por qué continúas viviendo? ¿Por qué tienes una postura ante la muerte? ¿Te has preguntado de la pertinencia de tus decisiones en el pasado? ¿Por qué te has arrepentido? ¿Por qué continúas leyendo? ¿Estás en armonía con tu profesión? ¿Vas en pro de la fe de lo que te da el sustento? ¿Traes contigo más de una verdad? ¿Te has permitido odiarte? ¿El amor es un espectáculo cuyo telón se cerrara y abandonaras el recinto?
Déjame que te observe detenidamente
Espera un poco que mi mente se derrite con tu carácter
Alma agobiada con la posmodernidad delirante
La intimidad ineludible que nos atañe
Podríamos dejar de crear para no destruir más, podríamos llevar una vida adecuada, podríamos volvernos enemigos y podrías imprimir este texto solo para poder incinerarlo, podrías una vez incinerado tener la cortesía de buscarle un mausoleo, podríamos cada día de muertos celebrar a los niños, cada día de las madres venerar la revolución, podría no aceptar la incompletud y no terminar nunca este documento. Jamás es al fin un punto de encuentro.
Qué sentido tiene la palabra escrita en el fuego cruzado, que puede ser más importante que el acto político, que el acto amoroso. El acto en sí mismo. Lácteo argumento, terso momento, Espeso proceso…
La luz se termina cuando tu mirada ya no ilumina

Monday, November 09, 2009

Tu y mis palabras

Fascinante me resulta que todos los que hacemos esta actividad de plasmar ideas o pensamientos mediante símbolos gráficos llamada escribir, lo hagamos de la misma forma: nos enfrentamos a tomar alguna herramienta que deje marca, pluma, computadora o pedazo de carbón. Posteriormente, a este espacio vacío, en donde habremos de hacer cosas totalmente distintas, únicas, hasta cierto punto irrepetibles y valga para repetir la primera palabra del párrafo: ¡fascinantes!


Cada palabra que se plasma, tiene entre otras muchas, dos posibilidades: tener un gran peso o ser enfadosamente liviana. Lo que me parece encantador, es que no es el autor quien decide, por lo menos no totalmente, lo que cada palabra que él escribe será. Eres tú. Me encanta proponer las palabras que habrán de quedar plasmadas, pero en mi entender del mundo, tú eres el que pone lo otro necesario para que tomen vida. La vida en general funciona así, se necesitan dos individuos para que crear suceda. El humano en gran medida y algunos otros animales en menor, son capaces también de combinarse como individuos e interactuar con algo no vivo, y así crear sin fin de cosas, llamémosles no orgánicamente vivas. La escritura es orgánicamente viva en tanto que somos por lo menos dos individuos los que estamos involucrados. Mientras tú no leas esto, este es texto muerto.


Estamos pues en el entendido de la importancia de dejar estas palabras aquí para ti. Mira a quien este a tu alrededor, dime, ¿podrías devorarle? Si, hablo de comerle como los leones hacen cuando cazan un venado. ¿Preferirías desnudarle? Anda piénsalo, observa a alguien a tu alrededor, si es que lo hay, tal vez estés en la fila del banco y puede que te gustaría poder desprender mágicamente de la ropa a quienes quisieras ¿mejor no hacer nada? ¿Tú en realidad prefieres no imaginar ninguna de esas cosas porque no te hacen sentido? ¿O te gusto imaginarlo, escogiste alguna de las dos, y te diste la oportunidad de pensarte en esas situaciones? Lo que hayas hecho es tu problema, yo no me voy a enterar.


Vayamos a otro ritmo. El ultimo velorio al que acudiste, y la última vez que hiciste el amor. Que jodido poner esas dos situaciones en el mismo párrafo, aunque depende otra vez de cómo las hayas interpretado y significado, tal vez fue el velorio de una tatarabuela que falleció a los 105 años de edad y le organizaron un funeral lindísimo con músicos, y ahí cruzaste miradas con alguien que te cautivo, al día siguiente se encontraron en el teatro en una obra que a los dos los dejo atónitos y la plática en la cafetería devino en una noche de sexo maravilloso… o puede ser que haya sido el funeral de alguien joven, que te haya dejado con el alma destrozada y que a la salida del mismo no hayas hecho nada cercano al amor y en su lugar te ultrajaron sexualmente con lujo de violencia. Hechos similares en situaciones abismalmente disimiles. ¿Qué se hace con esa diferencia de situaciones que pueden ocurrir en la vida? Normalmente las personas tendemos a pensar que el mundo es como a nosotros nos sucede, pero eso es bastante primario, cada uno de nosotros es solo eso, uno, en un mundo de billones.


Tu historia personal, sí, la tuya lector, tu historia es la que definirá de que se trata lo que yo escriba. Apelo a que no vivas en el dogma. Algunas de las mejores conversaciones las he tenido con recurrentes habitantes de los psiquiátricos, sé que hay quien eso le asusta, desespera o simplemente aburre.


Los miedos y valores que marcan tu vida. Quien arriesga su vida para salvar la de su compañero de batallas, quien es capaz de asesinar a sus padres, quien opta por el suicidio a consecuencia del desamor, quien pierde ambas piernas y no cesa en correr tras la felicidad, quien nunca ha conocido nada cercano a la miseria y desprecia su propia opulencia a la que no se atreve a renunciar, quien sufre y padece ser un niño pequeño que por su pobreza nunca ha probado la leche, quien desprecia a quien busca la justicia social y le llama farsante, quien gritaba eufórico exigiendo castigos más severos en las plazas de la santa inquisición, quien es capaz de golpear hasta ensangrentar e incluso matar al algún prójimo desconocido, quien se convierte en enfermera en la guerra y cura a heridos de ambos lados.


¿Es triste cuando algo está incompleto? Lo triste es cuando algo esta terminado. La plenitud que consiste en llenarse de incompletudes, de dudas, de interrogantes, de suposiciones, de claroscuros, de contrastes. Vivir desprovisto de certezas, de seguridades, de exactitudes, de precisiones.


Los cuerpos humanos son distintos a cada segundo que pasa, las células se mueren y regeneran a cada instante, la sangre transforma su composición química, convertimos el aire que aspiramos en veneno e inmediatamente lo expulsamos, siempre urgidos de mas oxigeno, de mas nutrientes, de mas amor, de mas literatura, de mas música, de mas proteínas, de mas ideas, de más problemas.


El miedo fundo las religiones


Aunque en ellas pueda haber grandes pasiones


La angustia ha devenido en la ciencia


La sapiencia toma conciencia de lo ambiguo de la existencia


Las letras que dejo en esta coincidencia


Solo estarán vivas en tu presencia.

Wednesday, November 04, 2009

Deseo en el sexto piso

Están sentados frente a sí mismos, observan la boca el uno del otro, han perdido de vista si están hablando o simplemente le dan movimiento a los labios. La conversación y el silencio guardan un gran parecido cuando las miradas son las que entablan la comunicación.

Que se abra el telón y que comience el texto

Que se despoje de la ropa el público

Que tengas los referentes necesarios para entender estos sinsentidos

Que juntos nos burlemos de mi soberbia

Que la tercera llamada se lea con furia

Que el final sea contradictorio y armónico

Los personajes se observan en el camerino y se preguntan cómo es que con un elenco tan numeroso, estas escenas estén condenadas a ser un monologo. Muy amable de tu parte es el tiempo de vida empleado en escucharme, me siento comprometido a dejarte algo importante. La reciprocidad solo debe ser substancial para quien la ofrece, esperarla puede suele ser un sabotaje. ¿Qué buscas en estas líneas que lees? La amabilidad no es una razón para el dialogo de ideas. A mí en realidad me tiene sin cuidado si eres amable, espero por tu bien que por lo menos un par de veces te hayas enamorado. ¿Cómo es posible que el amor termine? ¿Será acaso consecuencia de que somos seres mortales? Definitivamente se puede trascender la muerte

Las librerías y bibliotecas son en gran parte mausoleos, las viudas pueden extender el amor por años. Me gustaría hablar con tus alter egos acerca de tus pasiones. Espero no te incomode la humedad de este texto, creo que nos hemos desviado del tema central, un buen escritor debe ser claro y no enredar a su lector. Si quieres podemos ser enemigos o si lo prefieres viajar a medio oriente. La reconciliación de nuestras ideas está supeditada al objetivo de estas palabras; el deseo.

La luna ilumina la noche de Turquía, entre algunos árboles en Valle de Bravo dos adolecentes descuben la geografía misteriosa de sus respectivos cuerpos, el amor se pasea por Montevideo, palabras coordenadas en coordinación con la concordancia de la locura. Las pasiones del hijo de un dios cuyo máximo logro fue sufrir eternamente, tienen embelesada a una sociedad que disfruta de telenovelas y que menosprecia al ser humano que duerme a su lado.

Perdón señores congresistas, pero el problema político fundamental se encuentra en las murallas y leyes con las que occidente ha encarcelado su sexualidad. No son tan importantes los puestos de gobierno como los orgasmos que devendrán en nuevos gobernantes. El meollo del asunto es que la derecha suele tener orgasmos unilaterales, no debería de haber mujeres conservadoras. En el no lenguaje es en donde está el verdadero discurso, me pregunto qué habrás encontrado entre las líneas de estas pretensiones.

Las ideas son una energía renovable, se evaporan y hierven como el agua, y en excepcionales ocasiones pueden alcanzar el estado plasmático del fuego. Se necesita de un dialogo flamable para incendiar el pensamiento, el fuego no puede quemar el agua… me gusta la gente que miente, suelen ser sinceros, me gustan también las verdades pues adoro la literatura, por supuesto que las matemáticas están fuera de todo erotismo, no hay caricias ni susurros en las formulas para determinar las integrales, los cosenos no tienen nada que ver con la pelvis, la tangente y la cotangente no tienen un romance secreto.

No importa que sepamos que todo está perdido, que caminamos de frente a la muerte, que habremos de perder todas la batallas, el deseo siempre es más fuerte que cualquier razonamiento.

Si tan solo el deseo lo determináramos nosotros, somos víctimas de los deseos de otros, y ni siquiera esos otros pueden definir nada, estamos arrojados en la ambigüedad y aun así alguien puede asomarse a su ventana, tomar un rifle y terminar con la vida de muchos. Un escritor enloquecido podría arrojar sus palabras impresas desde el sexto piso y tal vez nadie se daría cuenta…

Monday, November 02, 2009

Sin final

La intención es plasmar un vestigio más, que dé cuenta de esta serie de cosas que nos hacen tan particulares, nosotros, seres con lenguaje y creatividad. Nuestra capacidad de ver tan lejos, años luz y galaxias son los parámetros de nuestros alcances…

… llenos de ramificaciones y sinfín de posibles ópticas desde las cuales pensarnos, analizarnos. Tenemos materias, universidades, religiones, filosofías, instituciones, políticas, estéticas…
…todas las interpretaciones son a fin de cuentas precarias, empero, no alcanza una vida para reflexionarlas todas, y no alcanzan todas para explicar la vida.

En últimas fechas, sin perder de vista que parece ser la historia un espiral, hemos llegado a la maravillosa contradicción de caer en cuenta de la negatividad. Podemos hablar del no lenguaje, sabemos que podríamos ir tan rápido que rebasáramos la luz, avanzáramos mas rápido que el tiempo y llegáramos a la antimateria, de forma tal que Einstein explico la relatividad y ronda ya el siglo de que alguien logro devenir semejante complejidad en una formula precisa!!! y el tequila y la marihuana pueden ser accesorios del pensamiento político, o una biblia y una ostia acompañar el melodrama católico, o el Corán con la tinta corrida formar parte de una instalación por la que el artista fue amenazado de muerte.

Podemos imaginar al papa en el excusado pensando en la finanzas del vaticano, un hombre murciélago en el recto camino del juego metalingüístico. Solo para ser más específico y dar más cuenta de la perversidad de la institución dogmatica, habré de reiterar que el hombre murciélago es una evidente alusión al pensamiento infantil.

Y es que los saltos en lo inteligible son el rally que a mí me divierte, la soberbia definitivamente va bien acompañada de la capacidad de los dedos de moverse plácidamente sobre el teclado, sin importara sin son sostenidos o acentos los que se plasman. El universo parece ser infinito y nuestras vidas son tan cortas. Las pasiones parecen tener alcances mucho más amplios que los discursos académicos. Las apariencias son el fondo de los problemas ontológicos, y sí, en la morgue reposan dos cuerpos victimas el uno del otro: la filosofía y la religión se han asesinado en un crimen pasional cuyo móvil fue el dinero. El amor y la política parecen ser inmunes a las mortales agresiones de la deconstrucción. Y no puedo más que preguntarme quién es el verdadero dueño de mi pensamiento, miento si digo que pienso con total propiedad, estamos condenados a la herencia del discurso, cada vez somos más capaces de articular múltiples voces al unisonó, así como la célula fue siendo capaz de unirse con otra y articular organismos, ya la inteligencia social esta buscando lograr la verdadera y fantástica orgia de las ideas…

El texto puede tener múltiples personalidades, el autor puede tener seudónimos reales, se pueden tener diversas nacionalidades, en ocasiones logramos escuchar sin temores nuestras variadas y polémicas mismas voces. Cada individuo es varios individuos, no hay peor perversidad que el bien que no acepta amistosamente al mal, y el mar es mi lugar favorito para pensar desde la ciudad…

Quedémonos sin final, dudemos de nuestra propia muerte, terminemos simplemente con una coma para dejar abierto el discurso,

Friday, August 28, 2009

Conversación de poco más de cinco minutos

Para comenzar debo decirte que tanto tu como yo, los dos hemos incurrido en el mismo error; no hemos sabido darle su justo valor al tiempo. A decir verdad, o mentira si prefieres, nunca lograremos la total dimensión de las horas y los segundos. Lo que quiero decir es que no hemos puesto suficiente empeño en cada día tomar un poco mas de vida.

Es urgente que seamos cada vez mas consientes de nuestra locura, de ser posible deberíamos de tener más reuniones en las que todos los asistentes estuviéramos completamente desnudos y fuera requisito hablar todos al mismo tiempo. Sí, sé que no es posible, que la mayoría de nuestros amigos se sentirían incómodos con la idea y creerían que nos estamos volviendo nudistas y que en el fondo lo que pasa es que no nos gusta escuchar al otro ¿te das cuenta? Toda la idea quedo tergiversada. Eso sin contar la diferencia entre lo que yo he escrito y lo que tú has entendido.

Siempre es un gusto tenerte frente a frente y poder dejarte algunas ideas, espero que la muerte aun este lejos de nuestros caminos, pobres de aquellos que en su afán de ser tan malos, ilusos villanos, se han perdido el gran placer del enamoramiento. La política siempre ha sido un desastre, no tendría porque ser de otra forma, esa es su esencia, yo en lo personal soy un enamorado de la política. Y que quede bien claro que los políticos en general me son indiferentes.

No tendremos tiempo suficiente para leer todo lo que es importante, en comparación a todo lo que deberíamos, uno o dos libros es lo único que lograremos. Ahora que desde otra postura, con unos cuantos párrafos bien vividos; es decir, bien leídos, reflexionados, entendidos, discutidos, desmentidos, negados y aceptados seria más que suficiente. En general los problemas son cualitativos.

Que importante es la entonación de las palabras, he conocido personas que me han hablado de cosas extraordinarias y su melodía me ha resultado un somnífero, y hay quien hablando de lo más común y cotidiano puede llegar a lo sublime. Siempre la sexualidad es un tema presente en todos los temas. Origen y constante de todo lo vivo. Empero hay una obsesión colectiva por ocultar la connotación sexual de casi todo, por un lado, que bueno que en la fila del banco todos pretendamos como que somos asexuales, como que las miradas son casuales y vacías, como que no tenemos la posibilidad de pensar lo que nos dé la gana, como que fuéramos seres sin instinto. Pero al mismo tiempo, esta necedad por ocultar lo que en verdad somos, es lo que nos hace poder ser tan miserables con nosotros mismos.

Es parte de lo mismo; lo perversos, violentos, sádicos y crueles que podemos ser, es solo la lógica consecuencia de lo eróticos, creativos, amorosos y armónicos que también podemos ser. Tú y yo tenemos ya tantos siglos de historia en común, tantos antepasados y contemporáneos que han hecho tanto: inventos, guerras, ciencias, religiones, islas artificiales, estaciones espaciales, historiografía, millones de etcéteras. Pareciera que podemos ser dos completos desconocidos, pero basta reflexionar un poco para que sea ridícula semejante idea, tu y yo estamos comentadísimos por un sin fin de cuestiones.

La posmodernidad es una pasión adictiva; en realidad nunca lo han sido, pero cada vez es más obvio que la coherencia y el sentido no son necesarios para nada (con sus excepciones claro, como esta computadora). Con todo y lo mucho que hemos inventado, nuestra aun mas grade creación; la vida misma, se sigue asiendo a gemidos, envueltos en sudor y conducidos por el instinto. Cómo es posible que tantos de nosotros siguán pensando que con el pensamiento ordenado vamos a lograr más que con las pasiones que marcan la sexualidad. Y que quede claro y bien entendido, que esta es una discusión que sin contradicciones sería imposible. Sí, sí, con contradicciones por favor. El argumento en su infinito orgullo lleva milenios queriendo descalificar a su amante la contradicción, no quiere aceptar que sin ella no es nada. El hecho de que la lógica este del lado del argumento no significa que este esté en lo correcto, son simplemente grupos de poder.

Para dejarte, porque es necesario terminar, me gustaría de nueva cuenta agradecerte, he planeado este encuentro con la única finalidad de conversar un poco. Siempre en cada texto, aunque no siempre lo escribo, me lamento de no poder escucharte, y de que la escritura no esté más cercana a la partitura musical para poder dejar plasmada la melodía y el ritmo. Por favor mándale mis saludos a los músicos y escritores que encuentres en tu camino, diles que siempre son un ejemplo para muchos de nosotros, yo en general desconfió de quien se llama a sí mismo de esa forma, el mote es algo que solo pueden dar terceras y en ocasiones segundas personas.

Porque tanto tu como yo habremos de morir y ese eterno proceso será igual que la eternidad que pasamos antes de nacer, por eso, por lo muy escaso del tiempo que estaremos aquí, es que es tan valioso coincidir.

Friday, June 12, 2009

Individuos

Abrir la cajetilla de cerillos y dejar el tiempo de lado. Utilizar una bascula para pesar veinte minutos. Rediseñar la mascar de nuestro rostro dependiendo del día de la semana. Vamos tratando de subir el tono de las palabras. La intención obviamente es provocar algo en ti que me escuchas, que vayamos trazando un dialogo que a los dos nos resulte interesante. La cuestión es que en este contexto especifico, solo yo estoy poniendo las palabras, sin embargo tú tienes una posición no menos interesante, tu aportas los silencios, y eso es lo que hace que por lo menos exista la posibilidad de un dialogo aquí. Dime qué te hace sentir la idea de la muerte… la idea del sexo… la idea del amor… la idea de la política… la idea del arte… la idea de tu mirada frente al espejo por las noches.

Vayamos a lo profundo, incluso aguantemos la respiración lo más posible, convertir el discurso escrito en un intenso actuar físico. Rompe algo en este momento. ¿Qué importa? ¿Por qué no? Estamos en la posmodernidad, todo es reemplazable ¿o no? Simplemente toma algo que este a tu lado y rómpelo. ¿Te parece si hablamos de Dios? El mar, pensar en el diablo en el mar. Encontrar al homónimo de la persona más significativa de tu vida; familiar, amante, amigo, tú sabrás.

Hay un hombre en una habitación oscura, el silencio es la única decoración del lugar. La mirada de Rafael se fija hipnóticamente en las manecillas de su reloj. Normalmente Rafael piensa en varias cosas a la vez, pero esta ocasión está concentrado es su totalidad. Todo su ser está enfocado en su reloj. El ser se le funde, el reloj se le despedaza, la vida se le escurre entre la mirada, al aliento se le termina, la fuerza que mantenía su cuerpo con vida se esfuma, el corazón se le paraliza, el cerebro se le seca. Comienza el escándalo, un fuerte granizo golpea en el techo de lámina de la habitación en la que tú y yo nos encontramos. En medio del ruido tu me observas, miras a tu alrededor una habitación vacía, un hombre muerto y otro que escribe lo que te sucede.

Acabamos de ver morir a un hombre fuera de contexto. Aun tienes la mirada fija en él… Que entren veinte mujeres desnudas, que observes sus cuerpos detenidamente, que percibas el aroma que ahora te envuelve, que te despojes de la ropa, que permanezcas por lo menos este párrafo en la desnudez. Que veas como los demás observan tu cuerpo, que sientas el aire correr libremente por todos los lugares que generalmente ocultas, que todos podamos gritar con todo lo que nuestros cuerpos nos permitan ¿hace cuanto tiempo que no gritas lo más fuerte posible?

¿Cuantas palabras son necesarias para provocarte algo? ¿Cuántos comienzos hay en una misma vida? ¿Qué es lo que nos convence de dedicarnos a algo? ¿Cuáles son los tiempos ideales de las cosas? ¿Cuántas muertes hay en una misma vida? ¿Cómo te gustan los labios? Y la intimida es lo que debe de marcar la pauta para determinar la importancia de las cosas.

La muerte de un niño que resbala un lunes por la mañana, un anciano que sobrevive a un bombardeo, un poeta multimillonario que tiene 27 jirafas vivas en su sala de lectura. O si prefieres, el niño no resbala, el anciano se muere de un infarto y las jirafas se comen a un poeta naufrago. Una mujer que mira a otra, la besa la huele, la siente, la prueba, la besa, la mira, la escucha, la sufre, la vive, la besa. Hay algún hombre en este preciso momento reflexionando acerca del hecho de que tiene más poder que la mayoría de los habitantes de este planeta. El erotismo entre mujeres y el capitalismo en la posmodernidad cohabitan el mismo mundo en donde tú y yo estamos tan inmersos. A fin de cuentas tú y yo compartimos tantas cosas, somos tan similares y hay tantos millones como nosotros. Individuos. Individuos que se leen.

Wednesday, November 05, 2008

Pendiente...

El alma, el cuerpo, la mirada, el sabor dejado en las palabras. El recorrer libremente este jardín que es el espacio vacío e ir dejando una estela como quien escribe o dibuja en la nieve mientras patina. Recorrer una avenida en donde hay cientos de parejas que no deja de besarse apasionadamente, donde los músicos tocan hasta alcanzar el transe, donde algunos no se sabe si pelean o bailan pero parecen disfrutarlo.

Intenciones creativas, el vientre del lenguaje, las trompas de Falopio de la gramática, el postre conceptual, la inteligencia comiendo chocolate y embriagándose en plena reflexión de invierno. Los momentos que van sucediéndose unos a otros, la vida que vamos dejando en cada segundo, nunca más volverás a tener la edad que tienes ahora, podrás releer cuanto quieras pero cada vez tienes menos tiempo para hacerlo. Cada momento la muerte se acerca. El fin está ahí frente a nosotros, mirándonos. Parece ser que el rostro del fin es un espejo, la forma en que tú lo mires es la forma en la que él te mira.

El camino no es muy largo y es por ello que hay que ser selectivos en las rutas que decidimos transitar. La tradición oral aquí. Las posiciones de poder. El lenguaje propio de cada materia, camina por un callejón oscuro, comienza a llover, el ambiente se vuelve frio. Los protagonistas se van muriendo en el transcurso de la novela, la novela comienza con el primero de nosotros, el primer homo sapiens sapines, que piso este mundo, continua con la vida de cada uno de los que hemos estado vivos y narra todo lo que hemos hecho, el titulo es Espíritu Absoluto. Hegel no bailo mambo, tal vez por ello concebía que había sentido en este libro interminable. Freud no bailo danzón, pero seguro se sintió cómodo con el cuerpo en armonía de alguna amante, Nietzsche no escucho cha cha cha, mi apuesta es que lo hubiera disfrutado y no le hubiera importado entonces no poder estar a la altura del enano Wagner. Yo retomo las palabras a miles de metros de altura, la tecnología ha sido la justificación de la tradición (mito) occidental. La edad media no fue una época oscura más que para aquellos que así lo creyeron, este tiempo será calificado como un gran engaño por las vanguardias del futuro. Habrá quien sabrá que la libertad es una decisión individual.

La sensualidad ha sido arrestada por la burocracia, se le acusa de perturbar el orden del público, las butacas están ensangrentadas, las aeromozas se percatan de que la sangre es vino, y el escenario es el cielo que se surca con la ruta trazada para evitar el choque entre aviones. No tendré tiempo suficiente para dejar todas las letras en el lugar que les corresponde, en la cabina de control se debate que hacer ahora que los motores se han averiado y dejado de funcionar, mientras nadie se percate de que estamos todos muertos no habrá problema alguno. Por favor redacta el contrato y especifica en las clausulas que tipo de literatura te gustaría encontrar. Desagradable resulta la pretensión evidente de un autor que quiere ser reconocido en la vanguardia simplemente saltando de una idea a otra. El primer requisito para enfrentar la guerra en donde solo se pueden usar las letras como artillería es llegar muerto a la batalla. Lo sublime de este combate es que no hay manera de perderlo, tampoco de ganarlo, tal vez habrá que dejar que el pelotón deserte, y continuar la lucha en el desierto, sin posibilidad de correspondencia. Las comas, los acentos y demás minas ocultas en el camino desaparecerán cuando la tormenta disperse la arena y mis textos se pierdan en la híper amplia oferta intelectual de la posmodernidad.

Porque me gustaría comenzar una acalorada discusión con las personas con las que tengo encuentros casuales, pero en general a todos nos importa solo nuestro propio universo. Las turbulencias me recuerdan lo fácil que es terminar con la respiración, con la mirada, con los latidos. En la caja negra se habrán de encontrar las confesiones políticas. El conflicto es la sal del banquete de la convivencia social, perseguir un edén resulta una fantasía propia de los escritos con trama, con personajes, y con presupuesto, sobre todo con esa última característica. Walter Benjamin murió en la pobreza absoluta, escapando de la persecución de las prepotencias. Adorno no quiso publicar su texto pues le pareció insignificante que aquel hubiera entendido que el autor no existe y que todo escrito es una suma de plagios. No habrás de encontrar al final de este texto las referencias bibliográficas que sustenten todas las incoherencias que hemos compartido hasta ahora.

Habré de solicitar una audiencia con el director del Psiquiátrico para solicitarle que publiquen mis textos como panfleto interno. Dejare una ruta de migajas para saber cómo salir del mi audiencia. Foucault es el capitán de un barco que dejo olvidado el mar y continúa su travesía por la brevedad de la existencia del individuo. El capitán ha desaparecido y todos los autores en las librerías presumen tener el timón guardado en la última página de su libro.

Aquí no hay rumbo y eso resulta aun más pretensioso. Mi soberbia es mi compañera de tango. ¿Cuál es la diferencia entre la aburrida o grotesca intención del sujeto por mostrar sus miserias, y la agradable función de la que el espectador sale complacido? La única seguridad ante la detracción es la pasión por el riesgo. Que cada quien decida si el paracaídas habrá de ser observado desde la comodidad del hogar o efectivamente iremos contrario al instinto y abandonaremos la relativa seguridad de la aeronave de nosotros mismos.

Wednesday, September 24, 2008

Criterio Camuflado

Terminado el fundamento, la filosofía en un mausoleo disfruta de un día caluroso. El sepulturero dejo de utilizar tierra y la sustituyó por palabras. Batallón conformado por obras de arte. Soy un pretensioso y vulgar ladrón de ideas. Los adjetivos son premiados por el fondo monetario internacional y las mayúsculas de la institución han sido desterradas. Ha comenzado este momento antecedido por la actividad que realizabas un par de horas antes de la coincidencia con estos símbolos. El cinismo contemporáneo es la presea de quien ha huido del campo de concentración de la hipocresía. La intención era dejar atrás el rigor, pero antes de la huida nadie nos advirtió que el desierto era infinito.

Recorre suavemente con las yemas la espalda y en la mano siente la respiración, las palpitaciones, la temperatura del cuerpo. La otredad y las intenciones que desconozco en la energía que va de mi identidad a las múltiples presiones en el teclado. ¿Cuándo la estética se libero de todos sus parámetros se encontró con un suicidio? Los hilos que mueven lo más sutil de nuestra intimidad. Las perversiones no confesadas, el placer de las prepotencias, la egocéntrica de los justos, el inconsciente, la víctima, el inocente verdugo. ¿Quieres que hable de una sola cosa? Tú y yo nos enfrentamos a muerte, compartimos el eros en su acepción creativa, es apenas el segundo párrafo y me tomo atribuciones que no corresponden a una novela. He entrado gritando incoherencias y no hay valor alguno en hablar (escribir) sin decir nada. Mi apuesta es por tus referentes. Al asesino de Gandhi lo condenaron a muerte. No voy a poner notas al pie, pero si nos arrodillamos juntos podemos cambiar de perspectiva. Es una falta de criterio el que un autor exponga su apuesta para con la contraparte.

El discurso del Yo elaborado en mármol, probablemente Bernini se burlaría de lo que aquí sucede, solo poseo suposiciones y por lo tanto mis textos no están en las pendientes del notario en proceso de obtener una escritura. No me premiaran en los concursos literarios y para este punto más de uno habrá dejado de leerme, empero sé que hay amigos que no conozco y que conectan con las significaciones. Los pixeles de mi torre de Babel, los espejos que delimitan la butaca, los secretos que perduran en la obra de Canaletto, aun cuando el oleo no comparte la temporalidad de la vida humana. El Anillo de los Nibelungos que una mujer enamorada de Fidelio dejo olvidado en una estación de tren, donde Tunick pasó la mañana. Narrativa de cómo la prosa le tiende una trampa al cuento, quien a su vez se esconde tras una crónica con delirios de ensayo.

Interrupción del momento, quiebre rítmico, las siguientes palabras pertenecerán a otro contexto. El mundo técnico necesario para que el teatro suceda, la tecnología concentrada en cambiar las dimensiones y manipular el espacio. La acuarela derramada sobre las butacas, los artefactos que secuestran el tiempo, la cama a la que le entregamos tanto, que posee nuestro olor, nuestros secretos para nosotros mismos, las imágenes que solo acontecen cuando los parpados no son más, los encargados de humedecer la visión. Lubricación del color, la temperatura de los dedos cuando recordamos las vivencias más intimas.

El reloj se pelea con la memoria, un vagabundo recibe una recepción de mala ida, el músico aprende como plasmar el alma en el instrumento, la actuación camina por la cornisa en una construcción de la conciencia. proscenio a la espera de sangre que alimente, camarote interpretando un refugio para la inconsciencia, túnel de espacio ilimitado, transgresión de cada segundo, los minutos se miran fijamente unos a otros y seducen a los años que los desean con envidia. La vida del autor va rota en la reconstrucción de letras que son astillas de cristal tratando de conformar una relación sexual post mortem. El escalofrió de la infancia conforme la vida avanza, tibio recuerdo de primeras palabras, ya que habremos de caer con todo y árbol, tratare de llegar lo más alto que pueda, solo para poder apreciar la urbe. Pausa cosmopolita en sofisticada trampa para el ser.

La tipología del éxtasis, si mes siento aquí a dejarme ser, si tantas millones de veces el alfabeto ha sido empleado, y son raíces las que se disfrazan de estas letras, solo regreso a colocar el punto final.

Thursday, August 07, 2008

Vestuario sintáctico

La palabra se viste lentamente mientras contempla como la idea se suicida. Quien está del otro lado de estos símbolos, baila creyendo que encontrara significaciones. La luz cambia, el sentido se enlista en la legión extranjera. Las dictaduras latinoamericanas, la tragedia de la cercanía de México con el imperio y los romances del alto círculo de la política, que se niega a visitar los museos de forma anónima. Lectora sedienta, ávida de complejidad placentera. El movimiento de tus retinas marca el ritmo de los pasos en este laberinto.

Alicia, Eugenia y Esperanza corren desesperadamente para evitar desaparecer, Beatriz devora a Fernanda, luisa reinventa a Susana, Pilar seduce a Jazmín, Ana dice no estar de acuerdo con el orden mundial y en consecuencia pone una bomba dentro del premio Nobel. Gabriela toma por sorpresa a la verdad y la secuestra exigiendo como rescate cuarenta millones de mentiras. ¿Cuánto cuestan los personajes? De común acuerdo hemos decidido que el telón sea de cristal, solo para que tú puedas romperlo, la intención de esta obra es que los actores salgan al escenario solo para invitar al público a ingresar a los camerinos. Soledad busca salir del continente de estas letras y refugiarse en tu memoria.

El pensamiento solicita exilio alegando que la ilustración lo persigue por causas ideológicas. Voy a tratar de no abrir los parpados en este párrafo. La soprano se ha inmiscuido con las estructuras retoricas de un escritor que ahora ve en peligro las creencias que tanto le costaron. Por favor, replantea cada imagen, el juego desearía tener una vida normal, pero una vez dentro de la mafia de la literatura la salida puede resultar fatal. Tú eres como un visitante en una cárcel, puede que seas la única felicidad que tienen las letras prisioneras de este texto, pero tampoco creas eso del todo, estas letras viven en un bosque y no necesitan de nada. ¿Que pensara la persona con quien compartes la cama? cuando entre sueños dejas que entre la luz en los rincones que en la vigilia mantienes oscuros. Seguramente algún lector (tal vez ajeno a este encuentro) anda buscando en algún escrito a ver si hay por ahí olvidado algún candil con el que pueda iluminar los recovecos de su pasado.

Si estamos compartiendo este espacio, estamos mucho mas cerca el uno del otro que lo que generalmente estamos cerca de los otros en los elevadores. Estas aquí, en este cuarto. ¿Dónde está tu cuerpo? Tal vez solo debería preocuparme por inventar historias y no tratar de inmiscuirme en lo que pasa frente a estas palabras. Sin embargo he de confesarte que a mí me apasiona la reacción que causan en ti los pensamientos que ahora estás leyendo. Esta es una comunicación. Un dragón entra en la sala de cine pero sale desilusionado al poco tiempo pues no le gustan las historias fantasiosas. En el embarque de mañana van a llegar diez toneladas de sospecha, te ruego por favor que nos facilites tu bodega. El padre, el amante, el espía, la juez, los inventores, las nociones que nos llevan a desactivar la conciencia. Las ideas que encuentran eco en las cuevas de tus referentes. El cura y los homicidios, el sacerdote y las violaciones, el monaguillo y los fraudes, el fraile y la asociación delictuosa. La Bula Papal expedida para que tú y yo nos encontremos.

En otros momentos Diablo y Dios han sido los protagonistas de este escenario, Lacan y Cortázar observan en las butacas el ballet de Darwin, un café expreso y un misil nuclear se hacen amigos en una cátedra extraordinaria sobre la ontología de la religión. La ontología está en su celda meditando que falló en su plan maestro de asalto al banco y como hubiera disfrutado sus cuarenta millones.

Mausoleo, museo, catedral, estadio, cárcel, universidad, el lugar donde te encuentras ahora, corporación, conspiración, respiración, inspiración, admiración, el acento de las “o” ha decidido renunciar y cambiar radicalmente, ahora se dedica a la conservación de monumentos históricos. Continúas caminando por este pasillo, la luz es bastante tenue, parece que todo el entorno está cubierto de ontología, en algún lugar ves la foto de tu madre, un desconocido te narra ese día de la pubertad que tienes tan grabado. La parte de tu cuerpo que no te gusta decide confrontare y sostienen una acalorada discusión que termina como a ti te plazca. Escribir, esgrimir, estigmatizar, enraizar. El árbol es un vagabundo, el suelo se volvió abogado, la tierra se doctoro en Filosofía la semana pasada y ahora decidió abrir una estética. Erik Satie está sentado a tu lado y comienzan las Gymnopediés, los dedos al piano surcan por los más recónditos de tus sentimientos, y no voy a seguir en este absurdo de describir un logro ajeno.

La pretensión de mis dedos en el teclado es tocar delicadamente tus referencias, matizar la imaginación y desdoblar la intimidad, hoy por la mañana observe como tomabas la ducha. Segunda confesión del día (noche): mi lectora siempre es mujer. El agua y tu cuerpo, el tiempo que amablemente corrió despacio, la discursividad y el triangulo sintáctico. Que se cierre la puerta, que la vestimenta desista de su intento de tergiversarnos, que el suicidio de la idea se convierta en una fiesta, que este último párrafo con los parpados bien abiertos, marque la pauta del silencio que ha sido abandonado.